contacto@kuwai.dev +34 650797282
March 09, 2020 - POR Administración

MUJER, NEGOCIOS Y SOCIEDAD

Por Claudia Mata


Desde tiempos ancestrales, muchas mujeres han luchado por ocupar espacios y alcanzar una equidad social con respecto al hombre, no se trata de ser consideradas como hombres, se trata que desde nuestra condición de mujer recibamos un trato equitativo sobre todo en el entorno social y laboral, donde aún en pleno siglo XXI, el mismo cargo y la misma responsabilidad tiene diferente salario según sea el género de quien lo ejecuta.

Es sin lugar a dudas el entorno social el que mayor presión ejerce sobre la mujer al obligarla a elegir entre:

  • Ser mujer y tener una carrera profesional exitosa
  • Tener una carrera profesional exitosa y formar una familia.

Muchas mujeres podemos hacer ambas cosas de forma exitosa, y todas tenemos la capacidad de hacerlo.

El primer paso es creer que es posible, el segundo es comprometerte contigo misma y el tercero la verdad no sé como explicarlo, pero el infinito universo se encarga de impulsarte.

El cine y la literatura nos han mostrado a mujeres con exitosas carreras profesionales que generalmente sacrifican sus roles de madre, hija y esposa, por alcanzar ése éxito.

Afortunadamente en la vida real hay muchos ejemplos de mujeres que enfrentaron el sistema y lograron el éxito, no sólo a nivel profesional sino en su vida familiar, ¿quieres un nombre?, mmmm, Katherine Johnson, ¿no te suena?, fue una física, científica espacial y matemática estadounidense cuya contribución a la aeronáutica y a los programas espaciales fue determinante para proyectos como el alunizaje del Apollo 11.

Cada vez más mujeres participamos en eventos tecnológicos, el Barcelona Tech Spirit fue un espacio de encuentro para proyectos tecnológicos, muchos de ellos liderados por mujeres que superando todos los obstáculos se han posicionado firmemente en un ecosistema de emprendimiento tecnológico de muy alto nivel.

Según un estudio de la Universidad McMaster de Canadá, las habilidades innatas de la mujer como comunicación, empatía, saber priorizar entre lo urgente y lo importante, la convierten en un factor estratégico a considerar para cargos directivos en empresas y negocios.